viernes, 20 de julio de 2007

Sobre la libertad de expresión

El personal del Centro Cultural de España en Guatemala aprovecha este día (http://www.elpais.com/articulo/espana/Audiencia/prohibe/venta/ultimo/numero/Jueves/presunto/delito/injurias/Corona/elpepuesp/20070720elpepunac_15/Tes para, a título personal, reafirmar su compromiso con la libertad de expresión.
El fin último de nuestro trabajo, la cooperación al desarrollo a traves de la cultura, precisa de una absoluta libertad de pensamiento y difusión del mismo.
La censura, o el secuestro de medios de comunicación debido a la publicación de opiniones -más o menos afortunadas-basadas en la política, el humor o en la sátira ataca la esencia misma de la democracia y afecta a todos los miembros de una sociedad, erosionando el pacto civil que sustenta esta.
Y además, como publicó la revista La Codorniz después del enésimo secuestro por parte de la censura franquista:

“Bombín es a bombón como cojín es a equis. Nos importan tres equis que nos cierren la edición”

3 comentarios:

El que está sentado a la izquierda y es de chamberí. dijo...

Paul Sethe, uno de los cinco editores fundadores de la Frankfurter Allgemeine Zeitung dejó sentado en su día que "la libertad de prensa es la libertad de 200 ricos para difundir sus opiniones". Quien hoy se avilante a sostener que las cosas han cambiado y que la prensa mundial está "libre" de intereses económicos y sociales, precisa urgentemente de atención oftalmológica.

sweet dalila dijo...

Cabe mencionar que la total lbertad también es una utopía agradable de plantear pero sórdida en su intríngulis conceptual por lo que me animo a proponer una mirada nueva al periodismo mamón.
Sin dejar fuera a la FALACIA indispensable aliada de la profesión chismística mundial.
Solo el temita ya es ingenuo. En fin, ya se veía venir.

Anónimo dijo...

Lo qué?